Icono de activación del reproductor de audioControles de audio

Cartas

Despedida y Deseo

Al hacer recuento de los acontecimientos que he vivido en este año que se va, el saldo que tengo, es negativo, y con esta negatividad, entrare en el 2014 pero con la esperanza y el deseo que todo cambiara, de hecho, voluntariamente y con años de antelación, entrare en la tercera fase de mi vida, ya que pasare a formar parte de los que reciben el sustento por los años trabajados, situación que me plantee hace años, y me prometí hacerlo cuando cumpliese con todas las normas establecidas, ahora esas normas se han cumplido.

Dejare mi actividad profesional, ya no perseguiré a los “malos” seré millonario en tiempo para mí, para hacer lo que quiera, levantarme a la hora que me apetezca, acostarme cuando también me apetezca, sin pensar en que mañana tengo que madrugar, salvo si un día decido ir de ruta un sábado, robare un poco de mi tiempo a la informática, para dedicarlo a mis pinceles de nuevo, quizá, vuelva a la restauración, aunque en este campo tendré mis trabas por espacio físico, lo que si se, es que tendré tiempo para pensar y reflexionar, que cosas merecen la pena de mantener, esta claro que la hipocresía, la falsedad, y las buenas palabras sin buenos hechos que lo apoyen no permitiré que se acerquen a mí.

Seguiré siendo fiel a mi manera de pensar y sentir la Amistad, por lo que desgraciadamente seguirá sobrándome dedos de la mano para contarlos, por si alguien se pregunta que es para mí la Amistad en el video que puse en la pagina titulado Amigo, lo defino lo mismo que en la carta Amistad nunca adule a nadie con buenas palabras para que pensasen de mí que gran tío era , pero, si te digo y te considero mi amigo , puedes dormir tranquilo que nunca te fallare.

Seguiré siendo agradecido a quien sin ningún interés haga cosas por mí, a quien me dedique su tiempo, a quien me abrió las puertas de su casa, a quien compartió su vino conmigo, a quien no quiso ver la imperfección en mi no teniéndolo en cuenta.

Quizá me vuelva egoísta y decidiré querer solo a las personas que me quieren.

Quizá decida mirar solo el presente, sin creer que hay futuro, y sin recrearme en el pasado, mas que para recordar que no debo hacer para volver a caer.

Quien sabe, quizá se cumpla mi sueño.



Francisco
diciembre de 2013